Miit, dentro de las muchas cosas que hace para sus usuarios, también te propone en esta publicación tres opciones para que hagas planes y te vayas a pasear a rincones fabulosos de Colombia, en el Departamento de Cundinamarca o en el de Boyacá. Se trata de tres lugares muy distintos, ofreciéndote cada uno sus estilos, para adaptarlos a nuestro gusto personal. O al de nuestros amigos, por supuesto…

Todos están relativamente cerca de Bogotá y Miit te propone hacer un plan con tus amigos para que sin tardar mucho, te llegues a alguna de estas maravillas naturales: Monguí, en Boyacá; Sutatausa, en Cundinamarca; o la Laguna de Ubaque, en el mismo municipio de Cundinamarca.

Monguí

En Monguí no solamente puedes conocer la Catedral del pueblito. También descubrir el Páramo de Ocetá, aunque para llegar a él sí que deberás dispones de más tiempo, estando como está, a varias horas del pueblo. Y necesitarás de un guía, que se ofrecen en cualquier parte de Monguí, después de acordar el precio que cobrará. Si es en grupo los gastos se dividen. Vale la pena, siendo Ocetá considerado uno de los más lindos lugares naturales de Colombia.

Sutatausa

Sutatausa está más o menos a hora y media de Bogotá y si quieres tener algo que contar luego, aprovecha la relativa cercanía del lugar y asómate a sus paisajes, a su flora y a sus muchos miradores naturales. Tendrás en tu digital o en tu celu, las mejores instantáneas para mostrar y compartir en las redes, porque Sutatausa ocupa un altiplano que domina toda la sabana de Bogotá y el Valle de Ubaté.

Además, tienes que alzar tu vista hacia los farallones que están por todas partes. Y claro, deberás tomar el sendero para llegar – no es difícil – a cualquiera de ellos. Sutatausa también es ideal para deportes como el rapel, si quieres algo extremo. Pero hay mil opciones más, como las ecocaminatas y los paseos a caballo. ¡Hagamos planes ya!

Laguna de Ubaque

Unas dos horas aproximadamente puedes tardarte desde Bogotá para llegar al pueblo de Ubaque. Al estar allí es como estar en la laguna del mismo nombre, lugar del que no querrás salir, bajo el embrujo y la majestuosidad del atrayente y encantado cuerpo de agua, que ofrece no solo su lindura e invitación, sino su fauna y su flora acuáticas. Hay por supuesto paseos en bote, caminatas viendo el ecosistema y por supuesto refugios, no solamente para acampar sino para quedarte con tus amigos, hasta el otro día, si es tu gusto. La laguna es un lugar para conocerse, para encontrarse.

Son lugares perfectos para crear planes, descubrir lugares preciosos y hacer un poco de aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *