Cerro Monserrate

No hagamos como muchos bogotanos que se dejan llevar por la inercia de sus rutinas. Decidámoslo ya, de una buena vez: primero subamos al Cerro Monserrate, a ver la enorme metrópoli desde arriba, tomarnos unas fotos, invitar a quienes entre nuestros amigos son amantes de la naturaleza y, si ‘nos sentimos un poco espirituales’, entraremos a la Basílica Menor de Monserrate, que está en la cima, a más de tres mil Mts. de altura.

Junto con Miit, la APP para hacer planes de salida y diversión, planeemos esto y decidamos qué domingo de agosto subir y de qué manera lo vamos a hacer: por el teleférico, por el funicular; o a pata; a pie. El cerro da para todos los gustos. Por el Transmilenio hay que llegar hasta la estación Las Aguas. A pie es gratuito y dura como una hora el ascenso, Miit les pasa este dato.

Al Planetario de Bogotá

Después de haber mirado la ciudad desde arriba, o sea, al siguiente domingo, después de haber ido al Monserrat, toca otra opción económica para divertirnos aprendiendo: irnos hasta el Planetario de Bogotá. Ahora para mirar hacia arriba, muy arriba. Gran cantidad de actividades interactivas nos estarán esperando allí. Todo es muy dinámico y familiar.

Queda en la Calle 26b Nro. 5-93. Y por el cumpleaños de la ciudad, el Planetario tiene ahorita en agosto, varias funciones y espectáculos nocturnos que son gratuitos. Otro dato de Miit para ustedes.

Recorramos La Candelaria, quiero pastelería…

Para el último domingo de agosto de este año, agregaremos a nuestro plan, ir en la mañana o en la ‘tardecita’ a La Candelaria, sector con buenos lugares para desayunar o merendar crepes, waffles, pasteles, tamales, bizcochería, bocados, café…

Una forma de ahorrar dinero – y tiempo, el tiempo es oro – es la del buen uso del transporte, sea público, sea en nuestros propios carros. Evitar andar tanteando, queremos decir. Entonces ubiquémonos en un sector específico y una vez allí, decidamos todos con cuál de las opciones quedarnos.

Les decía Miit que La Candelaria es excelente. Allí está el casco histórico de Bogotá y si nos queda tiempo y dinero, llegarnos a la Zona T. ¿Y eso qué es? Esa es la zona de bares y discotecas, y de shopping… ¡Ay, eso lo dejaremos para luego! Para nuestro domingo ya planeado, vayámonos al Preisz Restaurante Pastelería, Carrera 4 Nro. 9-66. O a la Pastelería Irlandesa, en la Calle 12 Nro. 12-02. La decisión final nuestra podría recaer en el Groso Pastelería Argentina, que queda en Carrera 3, 11-24.

2 Replies to “Tres domingos bogotanos no tan caros”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *