Aunque suele llover, abril es siempre cálido en nuestras ciudades costeras. Y para el calor de abril nada como un helado, especialmente si vamos con niños, quienes siempre salen con una expectativa: pasear, entrar a un inflable o a aparatos mecánicos, comer y por supuesto, ya terminando el paseo, un sabroso helado de su sabor preferido. Hagamos nuestro plan para el domingo 28. ¿Sí?

En Cartagena

Para pasarla bien con los amigos y los niños, planeamos una visita a la Gelatería Paradiso, en la llamada Ciudad Amurallada. Llena de sabores y de excelente ambientación, queda en esquina Carrera 5 con Calle 36. Es una buena heladería, de italianos. Las dos hermanas de Javier Petrelli se decidieron en seguida y nos acompañarán. Casi siempre van a esta heladería, dijeron. Les gusta, y como nietas de italianos, se sienten bien allí y dicen ¡buon gelato! Y lo dicen así, en italiano. Y como los demás no sabemos nada de ese idioma, pues…

En Barranquilla

En Barranquilla, veámonos en la La Gelateria. Saborear algo allí será inolvidable: ron con pasas, de arroz con leche, de flan de caramelo, de pistacho o de fresa con lluvia de chocolate; o un café con helado, que también los sirven muy bien allí. El ambiente es acogedor. Y nos dijeron que también tenían unos postres ligeros, de pasta, muy buenos. Esperaremos. Queda por la Carrera 51B.

Estamos pesando también en Ciocolatto Pop-Bar, también en la Carrera 51B # 82. Algo más informal en cuanto al local. Pero venden unas paletas magníficas. Artesanales, del sabor que uno quiera: amarena, corozo, choco-stevia, son algunos…

Y después de los sabrosos helados, irnos hasta el Parque Bosques del Norte. Está en la Calle 94 # 53. Los niños estarán de lo mejor. Hay caminerías, áreas para patinaje; se alquilan bicis. Y sobre todo, otros niños con quien compartir el balón y hacer amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *